Liposucción por cavitación: Todo lo que debes saber

0
Liposucción por cavitación

La liposucción por cavitación es un procedimiento indoloro que descompone las células grasas, gracias a lo cual adelgaza, suaviza la piel y reduce la celulitis. Los mejores resultados son visibles tras una serie de 6-10 tratamientos, y gracias a ellos podemos perder incluso varios centímetros de cintura.

¿Qué es la liposucción por cavitación?

La liposucción por cavitación es un procedimiento que se realiza con el uso de ondas ultrasónicas. Las ondas rompen las membranas celulares de los tejidos adiposos. Es un procedimiento no invasivo a diferencia de la liposucción tradicional. Durante la liposucción de cavitación, se aplican al cuerpo preparaciones nutritivas e hidratantes que llegan a las capas profundas de la piel. El resultado no es solo adelgazar y deshacerse de unos centímetros, también es un tratamiento eficaz contra la celulitis.

Se puede realizar en todas las partes del cuerpo con exceso de grasa corporal, es decir:

  • nalgas
  • piernas
  • rodillas
  • muslos
  • tobillos
  • manos
  • región lumbosacra de la espalda

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento de liposucción con cavitación?

La primera etapa de la liposucción ultrasónica consiste en calentar el tejido con radiación infrarroja. El tejido adiposo se licua, gracias a lo cual es más fácil rasgar el tejido adiposo en la segunda parte del procedimiento.

Liposucción por cavitación

Luego, el cuerpo se somete a ondas ultrasónicas que, como se mencionó anteriormente, se rompen. El tejido graso roto libera grasas y triglicéridos, que luego se transportan a través del sistema linfático hasta el hígado. Allí, la grasa se metaboliza, al igual que la grasa se metaboliza a partir de los alimentos.

El procedimiento de liposucción realizado en todo el cuerpo tiene una duración de 80 a 100 minutos, para una parte seleccionada del cuerpo, el tiempo varía de 20 a 30 minutos.

Liposucción por cavitación: efectos antes y después

El efecto de la liposucción por cavitación se ve mejor con el uso regular. Se recomienda realizar de 6 a 10 tratamientos, y luego mantener el efecto con un tratamiento al mes.

Así mismo, la liposucción ultrasónica reduce o elimina:

  • estrías
  • cicatrices
  • celulitis
  • exceso de peso
  • obesidad

Después del tratamiento, la piel está definitivamente más firme, más nutrida e hidratada. Además, la liposucción acelera el metabolismo y estimula la circulación sanguínea.

Contraindicaciones para la liposucción por cavitación

Las contraindicaciones absolutas para este tipo de cirugía son:

  • embarazo y lactancia
  • durante la menstruación
  • insuficiencia circulatoria
  • tuberculosis pulmonar
  • aterosclerosis
  • inflamación bacteriana
  • epilepsia
  • hipertensión
  • enfermedades neoplásicas
  • implantes de metal
  • trombosis venosa de las extremidades
  • osteoporosis
  • diabetes
  • esclerosis múltiple
  • enfermedad del hígado

Efectos secundarios de la liposucción por cavitación

Después del procedimiento de liposucción por cavitación, pueden ocurrir efectos secundarios, como:

  • diarrea
  • dolor de estómago
  • enrojecimiento de la piel
  • una sensación de hormigueo

Debe recordarse que ocurren muy raramente y, con un procedimiento realizado correctamente, es poco probable que aparezcan o no sean muy molestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad